AMDA

Reconoce AMDA gestión de Ricardo Treviño Chapa como Administrador General de Aduanas del SAT

Lo más destacado
Tipo de letra
  • Durante su gestión la importación de unidades usadas extranjeras se mantuvo por niveles por debajo del 10% respecto a nuevos
  • Nuevas cámaras y sensores arrojan información relevante para amainar el fenómeno de la internación de usados
  • Falta que gobiernos municipales y Estatales aprovechen información del SAT para reducir internación indiscriminada de vehículos

Redacción AMDA
Durante su presencia como invitado especial de la Junta de Consejo mensual de la AMDA, consejeros presentes avalaron el trabajo que Ricardo Treviño Chapa realizó para contener la importación de vehículos usados durante su gestión, que actualmente representa apenas 7.9% de la comercialización de vehículos nuevos a septiembre de 2017, es decir 87 mil unidades extranjeras contra un millón 106 mil 848 cero kilómetros comercializadas en el mismo lapso.

Y es que la importación de usados llegó a representar hasta 149.8% de las unidades nuevas vendidas en nuestro país en 2006, al representar un millón 197 mil 707 usados extranjeros contra 799 mil 676 cero kilómetros en ese mismo año, acotó Guillermo Prieto Treviño, presidente ejecutivo de la AMDA.

El funcionario adelantó que dejará en breve el Sistema de Administración Tributaria (SAT) para competir en el proceso de elección del Secretario General de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) con sede en Bruselas, Bélgica, por lo que los distribuidores de automotores le desearon los mejores augurios en este nuevo reto internacional resultado del trabajo llevado a cabo durante su gestión.

En la reunión, Treviño Chapa explicó que mantener las restricciones a la importación de vehículos usados en combinación con las inversiones superiores a los 12 millones de pesos del proyecto Aduana Siglo XXI ha permitido reforzar las estrategias para contener este fenómeno, no obstante falta la coordinación con los Gobiernos Estatales y Municipales para amainar la circulación de unidades “chocolate” y “chuecas”.

“Hasta antes del proyecto Aduana Siglo XXI no se tenía mucha información de quienes entraban con vehículos ligeros y ahí se estaban metiendo los ‘chocolates’ bajo el argumento del libre tránsito pero ya no regresaban, y no era una importación ilegal pero si una internación que se convertía en un acto ilícito. La modernización de las Aduanas hace, cuidando la presión social y sin retrasar el flujo de personas, es ir armando un historial de imágenes de conductor y acompañante, así como de sus placas y tipo de vehículo a través de cámaras y sensores”, dijo.

El funcionario dijo que resultado de este proceso de modernización se está armando una base de datos muy interesante para ubicar a las personas que importan este tipo de unidades de forma masiva o que utilizan unas mismas placas para internar una o varias unidades a México, lo que debe ayudar a la facilitación de su ubicación y alerta a las autoridades.

“Ahora lo que falta es la coordinación entre las autoridades estatales y municipales de tránsito para aprovechar la información que estamos generando”, expresó Treviño Chapa ante distribuidores de todas las marcas de automotores.

El proyecto Aduana Siglo XXI incluye una serie de inversiones y modernización de los recintos principalmente en el Norte del país, que incluye la instalación de cámaras y arcos de detección, nuevos puentes fronterizos y de ferrocarril, así como el aprovechamiento de las Aduanas al interior del país y la simplificación de trámites.